Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/content/79/10019879/html/archivo/wp-content/plugins/imageuploadservice_full/index.php:304) in /home/content/79/10019879/html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 60
Diario Octubre – Alarmante incremento del número de suicidios en España motivados por la crisis y silenciados por los medios

Alarmante incremento del número de suicidios en España motivados por la crisis y silenciados por los medios

Imagen de un suicidio por la crisis. La prensa no informa.

La crisis arruina y mata. En España se producen a diario casos de suicidio ante los que los medios no informan. Se trata de no provocar alarma social y de atenuar la tragedia, se dice. De nuevo los efectos por encima de las causas. Y las causas tienen nombre y apellidos: casta política y financiera. Uno de los últimos casos ha sido el de una mujer minusválida en Málaga. La prensa ocultó el suceso, pese a la aparatosidad de su muerte, presenciada en vivo desde la calle por más de un centenar de personas.

Isabel, divorciada de 56 años, no pudo superar el hecho de verse obligada a dejar su vivienda como consecuencia de un desahucio. La mujer se arrojó a la calle desde el undécimo piso de su vivienda, en la calle Maestro Chapí. Ocurrió el pasado día 7. El cronista se enteró del suceso a través de uno de los testigos presenciales, uno de los muchos que fueron testigos de los agónicos minutos de espera, con la mujer subida a la barandilla del balcón, de espaldas a la calle y haciendo oídos sordos a las desesperadas llamadas disuasorias de policías, bomberos y vecinos.

Son noticias que sacuden el país casi a diario y que no se mencionan. Ningún responsable político habla de la proliferación de suicidios en España. Pocas veces aparecen reflejados en las crónicas de sucesos.

Las depresiones con consecuencias fatales afectan, sobre todo, a empresarios que han visto derrumbarse el trabajo de una vida. Dado que España es un país de empresas familiares, la ruina tiene una connotación especial. Ante el fracaso, el sentimiento de responsabilidad es aún mayor, y de ahí la desesperación.

«Lo siento, pero no me queda otra salida. Cuidate mucho». Con estas palabras, Isabel se despidió telefónicamente de una amiga antes de poner fin a su vida. Es uno de los pocos casos de los que hemos tenido cuenta. La mayoría de los suicidios españoles tienen lugar en la más absoluta oscuridad, sin que trascienda su tragedia.

Aunque no hay cifras oficiales y muchos de estos casos se camuflan como accidentes, hay un suicidio diario a consecuencia de la precariedad económica, según Eures, la red creada por la Comisión Europea para facilitar la movilidad laboral.

Se trata de empresarios, desempleados, autónomos, incluso jubilados con pensiones de miseria que se quitan la vida por falta de dinero, de trabajo, o desesperanza.

Los empresarios hablan de situación dramática. En los tres últimos años se han cerrado decenas de miles de empresas. Sus denuncias se refiere al peso excesivo de los impuestos, la falta de inversiones gubernamentales, retraso en los pagos por parte de las administraciones públicas, excesiva burocracia y corrupción.

Viven de la pensión del abuelo

En muchos medios se presenta la imagen de una España desesperada por la crisis: Precios por las nubes, salarios inmóviles (entre los más bajos de Europa), y récord de impuestos. Con este panorama desolador, algunos confiesan que tienen que hurtar productos alimenticios en los supermercados para poder sobrevivir. Por si fuera poco, las familias no gastan ya. Muchas viven de la menguada pensión del abuelo. Es el peor momento en relación con el consumo en más de 70 años.

También entre los empleados que han perdido su puesto de trabajo está habiendo suicidios. Eso sin contar los jóvenes que han caído en los brazos de la droga debido a la falta absoluta de expectativas de futuro. Se teme que el número de drogodependientes en España esté superando las cifras registradas en la segunda mitad de los 70. Ante la falta de medios para adquirir la droga, se recurre a sustancias ‘estupefacientes’ tan insólitas como las que se elaboran a través de las boñigas de vaca, según relata a AD una fuente policial.

Es difícil saber qué suicidios se deben en su integridad a la crisis o bien se habrían producido igualmente debido a la inestabilidad psíquica de las víctimas. De todos modos, es un hecho incontrovertible que estos sucesos se han disparado.

Es un presente duro el que está viviendo España. Tal vez el peor desde la guerra civil española. Y lo peor es que hay poco margen para la esperanza. ¿Cuántos más suicidios se seguirán ocultando en los próximos meses?

Alerta Digital

¿Errata en el texto? Por favor, selecciónela y presione Shift + E o pinche aquí para informarnos. Gracias por anticipado.

Share

Un comentario

  1. Antonio Gonzalez says:

    Y dentro de poco llegaran por alla las matazones tipo USA, los padres matan los hijos,
    los hijos matan los padres, las familias mueren a manoa de alguien de la familia, es la
    descomposicion total de la sociedad, solo interesa el dinero y el fanativo bobo sobre
    cualquier cosa, religión, deporte, musica …etc…. preparense que eso llega.

Plugin creado por AcIDc00L: noticias juegos
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia