Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/content/79/10019879/html/archivo/wp-content/plugins/imageuploadservice_full/index.php:304) in /home/content/79/10019879/html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 62
Diario Octubre – Los revisionistas modernos en el camino de la degeneración socialdemócrata y de la fusión con la socialdemocracia

Los revisionistas modernos en el camino de la degeneración socialdemócrata y de la fusión con la socialdemocracia

Por Enver HOXHA ::

“(…) A partir de 1955, los partidos socialdemócratas de Europa Occidental, como el Partido Laborista Inglés, los partidos socialdemócratas de Francia, Austria, Suiza, Holanda, Luxemburgo, Alemania Occidental y de los países escandinavos, cambiaron sus programas, o se han dedicado a elaborar nuevas orientaciones programáticas ¿Qué es lo que caracteriza estos programas y nuevas orientaciones programáticas? Es la unión ecléctica de las viejas teorías oportunistas con las teorías burguesas «modernas», la renuncia definitiva a todos los principios e ideales del socialismo, la abierta defensa del sistema de explotación capitalista y el anticomunismo furibundo.

Si los viejos reformistas aceptaban, aunque fuera solamente de palabra, la instauración del socialismo, como objetivo final, los socialdemócratas de hoy han renunciado abiertamente a este objetivo. Predican que están por el llamado «socialismo democrático», el cual nada tiene en común con el verdadero socialismo científico, es más, lo niega y lo substituye con algunas reformas liberales burguesas, que no afectan en absoluto las bases de la sociedad capitalista. ¿Cómo se puede hablar de socialismo, cuando en numerosos programas socialdemócratas se ha suprimido hasta el requisito elemental del socialismo que es la liquidación de la propiedad privada de los medios de producción?

Después de la conocida declaración de la Internacional Socialista «Los fines y las tareas del socialismo democrático» (1951), los nuevos programas orientan a la clase obrera, no contra el capitalismo, sino solamente contra el capitalismo «no controlado». La nacionalización parcial de las empresas por el Estado burgués, la creación del capitalismo monopolista de Estado, la injerencia del Estado capitalista en la vida económica del país, la introducción de algunas reformas democrático-burguesas, todas estas cuestiones, en los nuevos programas y declaraciones de los socialdemócratas, se presentan como pruebas que demuestran que, supuestamente, en algunos países capitalistas se han sentado las bases del socialismo. (…)”

Y esto está especialmente dedicado a los revisionistas del Socialismo del Siglo XXI y su recuperación de tesis pre marxistas..

“(…) Los partidos socialdemócratas han roto toda relación con el marxismo-leninismo, con la teoría del socialismo científico y la concepción materialista. En el programa del partido socialista austríaco, se dice que «el socialismo es un movimiento internacional, que no implica necesariamente unanimidad de puntos de vista. Independientemente del origen de sus puntos de vista, de si proceden del análisis marxista o de algún otro análisis social, de los principios religiosos o humanos, todos los socialistas tienden a un objetivo común». Hablando en el congreso del PSD Alemán en Bad-Godesberg, el ex presidente de este partido, E. Ollenhauer, declaró que «la demanda de hacer del programa político de C. Marx y F. Engels el contenido del programa socialdemócrata de 1959, es inconcebiblemente antimarxista», y agregó: «No lograríamos hacernos comprender si hablásemos con el lenguaje del pasado, no lograríamos resolver los problemas actuales con nuestras viejas concepciones».

La socialdemocracia actual, no solamente ha caído desde hace tiempo en las posiciones del idealismo filosófico, y ha asumido la defensa del idealismo, sino que se esfuerza por encontrar apoyo, e incluso por fundirse con su forma más extrema, la religión. Así por ejemplo, en los programas de la socialdemocracia alemana, austriaca, suiza, etc., se subraya que el «socialismo democrático» tiene sus raíces en la ética y la doctrina cristiana, que socialismo y religión, lejos de excluirse concuerdan perfectamente. Hablando en el congreso del Partido Socialista de Austria, en 1958, el autor del nuevo programa, B. Kautsky, señaló: «Nosotros quisiéramos elaborar un programa, al que pudieran subscribirse enteramente tanto los marxistas como los no marxistas, tanto los ateos como los socialistas creyentes». Una tentativa análoga de reconciliar el cristianismo con el socialismo, la concepción idealista religiosa y la concepción materialista científica, también se observa en la entrevista concedida al corresponsal del periódico italiano «l’Unitá» por Guy Mollet y que fue publicada en este periódico el 22 de febrero pasado (…)”

Obras Escogidas
Tomo III

Tomado de la Bitácora de un nicaraguense

¿Errata en el texto? Por favor, selecciónela y presione Shift + E o pinche aquí para informarnos. Gracias por anticipado.

Share

Un comentario

Plugin creado por AcIDc00L: bundles
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: posicionamiento web